REPITE SIEMPRE QUE PUEDAS: JESÚS, MARÍA, OS AMO, SALVAD LAS ALMAS.

La Virgen María, Madre de Dios

FUENTES DE ESTA WEB: http://www.franciscanos.org

                                           

                                   http://www.legiondemaria.org

 

                                            http://forosdelavirgen.org/

 

                                   http://www.ewtn.com/

 

                                   http://www.corazones.org/

 

                                            http://www.aleteia.org/

La Virgen María, Madre de Dios «Salve, Señora, santa Reina, santa Madre de Dios, María, que eres Virgen hecha Iglesia y elegida por el santísimo Padre del cielo, a la cual consagró Él con su santísimo amado Hijo y el Espíritu Santo Paráclito, en la cual estuvo y está toda la plenitud de la gracia y todo bien» (San Francisco, Saludo a la B.V. María).

 

«Santa Virgen María, no ha nacido en el mundo ninguna semejante a ti entre las mujeres, hija y esclava del altísimo y sumo Rey, el Padre celestial, Madre de nuestro santísimo Señor Jesucristo, esposa del Espíritu Santo: ruega por nosotros... ante tu santísimo amado Hijo, Señor y maestro» (San Francisco, Antífona del Oficio de la Pasión).

 

«Francisco rodeaba de amor indecible a la Madre de Jesús, por haber hecho hermano nuestro al Señor de la majestad. Le tributaba peculiares alabanzas, le multiplicaba oraciones, le ofrecía afectos, tantos y tales como no puede expresar lengua humana» (2 Cel 198). «Francisco amaba con indecible afecto a la Madre del Señor Jesús, por ser ella la que ha convertido en hermano nuestro al Señor de la majestad y por haber nosotros alcanzado misericordia mediante ella. Después de Cristo, depositaba principalmente en la misma su confianza; por eso la constituyó abogada suya y de todos sus hermanos» (LM 9,3).

 

«El misterio de la maternidad divina eleva a María sobre todas las demás criaturas y la coloca en una relación vital única con la santísima Trinidad. María lo recibió todo de Dios. Francisco lo comprende muy claramente. Jamás brota de sus labios una alabanza de María que no sea al mismo tiempo alabanza de Dios, uno y trino, que la escogió con preferencia a toda otra criatura y la colmó de gracia».

 

«Puesto que la encarnación del Hijo de Dios constituía el fundamento de toda la vida espiritual de Francisco, y a lo largo de su vida se esforzó con toda diligencia en seguir en todo las huellas del Verbo encarnado, debía mostrar un amor agradecido a la mujer que no sólo nos trajo a Dios en forma humana, sino que hizo "hermano nuestro al Señor de la majestad"» (K. Esser).

 

«El intenso amor a Cristo-Hombre, tal como lo practicó San Francisco y como lo dejó en herencia a su Orden, no podía dejar de alcanzar a María Santísima. Las razones del corazón católico y de la caballerosidad de San Francisco lo llevaban al amor encendido de la Madre de Dios... San Francisco cultivó con esmero y con toda su intensidad el servicio a la Virgen Santísima dentro de los moldes caballerescos y condicionado a su concepto y a su práctica de la pobreza. Nada más conmovedor y delicado en la vida de este santo que la fuerte y al mismo tiempo dulce y suave devoción a la Madre de Dios» (C. Koser).

PRACTIQUEMOS ESTAS DEVOCIONES REZANDOLAS TODOS LOS DIAS:

 

 

POSTS DEL BLOG: "AMARAJESUS"

AMARAJESUS

DOMINGO DIA DEL SEÑOR (sáb, 22 jul 2017)

>> Leer más

SALVEMOS ALMAS. MENSAJE DE AMOR QUE LE COMUNICO EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS. LEELO Y COMPARTELO. (sáb, 22 jul 2017)
Mensaje de amor que el Sagrado Corazón de Jesús lanza al mundo para salvarlo.  Mientras el mundo se atomiza y desintegra por el odio de los hombres y de los pueblos, Jesucristo quiere renovarlo y salvarlo por el amor. Quiere que se eleven hacia el cielo llamas de amor que neutralicen las llamas del odio y del egoísmo. A tal efecto, enseñó a Sor M. Consolata Bertrone un Acto de Amor sencillísimo que debía repetir frecuentemente, prometiéndole que cada Acto de Amor salvaría el alma de un pecador y que repararía mil blasfemias. La fórmula de este Acto es: "Jesús, María, Os Amo, Salvad las Almas"  Allí están los tres amores: Jesús, María, las almas que tanto ama Nuestro Señor y no quiere que se pierdan, habiendo por ellas derramado Su Sangre. Le decía Jesús: "Piensa en Mí y en las almas. En Mí, para amarme; en las almas para salvarlas (22 de agosto de 1934). Añadía: la renovación de este Acto debe ser frecuente, incesante: Día por día, hora por hora, minuto por minuto"(21 de mayo de 1936). "Consolata, di a las almas que prefiero un Acto de amor a cualquier otro don que pueda ofrecerme"... " Tengo sed de amor"... (16 de diciembre de 1935). Este Acto señala el camino del cielo. Con él cumplimos con el mandamiento principal de la Ley: Amarás al Señor Dios tuyo con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente"... y a tu prójimo como a ti mismo. Con este continuo Acto de Amor damos a Dios lo más excelente: que es amor a las almas. Con esta Jaculatoria nos podemos comunicar constantemente con Dios. Cada hora, cada minuto, es decir, siempre que lo queremos. Y lo podemos hacer sin esfuerzo, con facilidad. Es una oración perfecta; muy fácil para un sabio como para un ignorante. Tan fácil para un niño como para un anciano; cualquiera que sea puede elevarse a Dios mediante esta forma. Hasta un moribundo puede pronunciarla más con el corazón que con los labios. Esta oración comprende todo: Las almas del Purgatorio, las de la Iglesia militante, las almas inocentes, los pecadores, los moribundos, los paganos, todas las almas. Con ella podemos pedir la conversión de los pecadores, la unión de las Iglesias, por la santificación de los sacerdotes, por las vocaciones del estado sacerdotal y religioso. En un acto subido de amor a Dios y a la Santísima Virgen María y puede decidir la salvación de un moribundo, reparar por mil blasfemias, como ha dicho Jesús a Sor Consolata, etc., etc. "¿Quieres hacer penitencia? ¡Ámame!", dijo Nuestro Señor a Sor Consolata. A propósito, recordemos las palabras de Jesucristo al Fariseo Simón sobre Magdalena penitente: "Le son perdonados muchos pecados, porque ha amado mucho". Un "Jesús, María, os amo, salvad las almas" pronunciado al levantarse, nos hará sonreír durante el día; nos ayudará a cumplir mejor nuestros deberes, en la oficina, en el campo, en la calle, etc. Se pronuncia con facilidad, sin distraerse y con agrado. Un "Jesús, María, os amo, salvad las almas", santifica los sudores, suaviza las penas. Convierte la tristeza en alegría. Sostiene y consuela luchas de la vida. Ayuda en las tentaciones. Hace agradable el trabajo. Convierte en alegría el llanto. Fortalece y consuela en las enfermedades. Y trae las bendiciones sobre los trabajos y sobre las familias. Un "Jesús, María, os amo, salvad las almas". Ayudará a calmar tu indignación, a convertir tu ira en mansedumbre. Sabrás mostrarte benévolo al que te ofende. Volver el bien por el mal. Conduce a efectos nobles; palabras verdaderas, obras grandes y sacrificios heroicos, iluminará tu entendimiento con luces sobrenaturales; estimulará el bien, retraerá el mal. Obtendrá el arrepentimiento al pecador; en el justo avivará la fe y le hará suspirar por la felicidad eterna. Dios merece ser amado por ser nuestro Sumo Bien. Esta Jaculatoria es un dulce cántico para Jesús y María. ¡Cuán dulce es repetirlo frecuentemente! ¡Cuán agradable es avivar el fuego de amor a Dios! Y habiéndolo pronunciado millares de veces durante tu vida, ¡cuán alegre será tu hora de la muerte, y qué gozosa volará tu alma al abrazo de Jesús y María en el cielo! Dijo Jesús a Sor Consolata: "Recuerda que un Acto de amor decide la salvación eterna de un alma y, vale como reparación de mil blasfemias. Sólo en el cielo conocerás su valor y fecundidad para salvar almas".  "No pierdas tiempo, todo Acto de amor es un alma". Cuando tengas tiempo libre y no tengas otra cosa que hacer, toma tu corona del Rosario en tus manos y a cada cuenta repite: "Jesús, María, os amo, salvad las almas"... En cuatro o cinco minutos habrás hecho pasar por tus dedos todas las cuentas y habrás salvado 55 almas de pecadores, habrás reparado por 55.000 blasfemias. Y si esto lo repites varias veces o muchas veces al día podrás salvar centenares y miles y hasta millones de almas... Y esto sin ser misionero entre los paganos, ni predicador... ¡Cuánto consuelo en la hora de la muerte y cuánta gloria tendrás en el cielo! Dice San Agustín: "Quién salva un alma, asegura su propia salvación", y quién salva centenares y millares y hasta millones de almas, con un medio tan fácil y tan sencillo, sin salir de su casa, ¿que premio no tendrá en el cielo? Nuestro Señor le pedía a Sor Consolata que repitiera frecuentemente ese acto de amor hasta ser incesante, es decir, continuamente, porque continuamente van muchas almas al infierno porque no hay quién las salve...Repitamos todo lo que podamos esta Acto de amor: "JESUS, MARIA, OS AMO SALVAD LAS ALMAS", para que sean muchas las almas que arranquemos al infierno para hacerlas felices eternamente en el cielo. Las almas que salvamos con este Acto de Amor, será un día nuestra corona de gloria en el cielo. Cuando uno está ocupado con trabajos manuales, se puede repetir este Acto de Amor con la mente y tiene su mismo valor como lo dijo un día Nuestro Señor Jesucristo a Sor Consolata. Ha habido almas que han salvado varios millones de almas, con este medio tan sencillo... Y nosotros por qué no podríamos hacer lo mismo en lugar de perder un tiempo tan precioso en charlas inútiles; repitamos frecuentemente este Acto de Amor, y así acumularemos tesoros preciosísimos para el Cielo. "JESUS, MARIA, OS AMO, SALVAD LAS ALMAS": -por la Iglesia y por el Papa -por la santificación de los sacerdotes -por las almas del Purgatorio -por los agonizantes -por los que se confiesan sacrílegamente -por los que no asisten a misa los domingos -por los misioneros -por los enfermos -por la conversión de los pecadores -por la mayor santificación de los justos En las dudas, en las tentaciones. En las dificultades de la vida, Por algún intención en particular. Podemos enseñarlo también a nuestros amigos y parientes que lo recen, que lo propaguen. Gran alivio sentirá el moribundo si se le sugiere al morir. Al levantarnos sea nuestro pensamiento. Al acostarnos nuestra última oración. Los que se salvaron están en el cielo por haber amado a Dios. Los grados de gloria en el cielo se miden por la intensidad del amor que las almas practicaron en la vida. Sólo entonces nos daremos cuenta de lo que vale un Acto de Amor y de su fecundidad en salvar almas. Sor Consolata le pidió un día a Jesús: "Jesús enséñame a orar". Y he aquí la Divina respuesta: " ¿No sabes orar?" ¿Hay acaso oración más hermosa y que sea más grata que el Acto de Amor?
>> Leer más

DÉJATE LO QUE ESTÉS HACIENDO Y ORA POR LAS BENDITAS ÁNIMAS DEL PURGATORIO. (sáb, 22 jul 2017)
Resultado de imagen de imagenes animas del purgatorio MIENTRAS ESTAMOS LA MAYORÍA EN NUESTRAS CASAS CÓMODOS Y SIN PROBLEMAS, NUESTRAS HERMANAS LAS BENDITAS ÁNIMAS DEL PURGATORIO SUFREN LO INDECIBLE. OREMOS POR ELLAS HERMANOS. Y HAGÁMOSLO ASÍ: Padre eterno, yo te ofrezco la preciosísima Sangre de tu Divino Hijo Jesús, en unión con las misas celebradas hoy día a través del mundo por todas las benditas ánimas del purgatorio. Padrenuestro, AveMaría y Gloria. Repetir cinco veces lo anterior. Para finalizar oremos la Salve «NO SEÁIS CURIOSOS» (Del libro: “El Purgatorio: Una Revelación Particular”) Estas son las palabras que me dirigió un Alma, al término del gran conocimiento que el Señor le permitió ofrecerme sobre el Purgatorio; esta Alma expiaba allí faltas graves desde hacía mucho tiempo y se me manifestó varias veces para que yo rezase e hiciera rezar a los demás por su liberación. Esto es lo que me dijo: «¡No intentes escrutar nunca el designio de la Justicia Divina! Muchos hombres se hacen preguntas sobre el número de los elegidos, e inciden con ello en el camino del error. El juicio de Dios nunca es comparable al de los hombres y muchos se verán sorprendidos en el día del juicio final, viendo salvadas Almas que una falsa idea de la Justicia Divina hubiera condenado a la perdición; y condenadas a otras a las que algunas veces se tuvo por santas. ¡No seáis curiosos! Rogad por nosotras, que tanta necesidad tenemos de vuestra caritativa ayuda, de todas las buenas acciones, de vuestros sufragios. Aprende bien esto y hazte una regla estricta: por la misericordia infinita de Dios hay, ciertamente, muchas más Almas salvadas que condenadas. Pero hay que rezar siempre por los difuntos, por muy brillante que haya sido su reputación de piedad, e incluso de santidad. De lo único que podemos estar seguros es de que un Alma que ha sido beatificada está en el Cielo. Para todas las demás Almas, incluso los llamados “siervos de Dios”, no hay una regla general. Muchos están aún en el Purgatorio dolorosamente, ¡pues nadie se ríe de la Justicia de Dios! Así, mientras el Señor te lo permita, no dejes de rezar por aquellas Almas cuyo proceso de beatificación está abierto: varias están con nosotros; y esas Oraciones las ayudarán y consolarán. ¡Alabado sea Jesucristo, nuestro dulce Salvador!» El Alma desapareció tras esta invocación. Me quedé algo entristecido, pero me repuse pronto, meditando en lo que me había dicho. En todas estas cuestiones, lo realmente importante es rezar con confianza, sin buscar saber más cosas, o peor aún, imaginarlas. Durante este mismo día, se me mostró un gran número de Almas que entraban en la eternidad: en el Purgatorio, la mayoría, pero también muchas, desgraciadamente, ¡caían en el abismo de la condenación eterna! No digo nada sobre esto, porque el terrible misterio del infierno pertenece al secreto de Dios. He visto a todas estas Almas como una lluvia abundante (eran millones) y entre todas, sólo una entró directamente en el Cielo; era la de un niñito resplandeciente que debió morir a los dos o tres años de edad. Su Ángel de la guarda le llevaba en brazos, elevándose con él hacia el Paraíso, dejando en el Cielo sombrío una larga estela de luz irisada. Había miles de Almas de niños que, a pesar de sus pocos años, debían pasar rozando el Purgatorio. Era rozarlo solamente, pero tenían que pasarlo así... y muchos bebés que iban como angelitos hacia el limbo. Entre las Almas que iban al Purgatorio, he visto a personas de toda edad y condición: niños (de 5 años o poco más), adultos, adolescentes, personas de edad, etc. Vi sacerdotes, religiosos, monjes, políticos, obreros, artistas, pobres, ricos, de todo. Era emocionante. Había miembros de mi propia familia. Y también toda clase de personas que conocí en otro tiempo, lo cual me causó a la vez un dolor vivo y un alivio profundo... Los juicios del Señor son insondables y se equivoca uno a menudo queriendo juzgar temerariamente la suerte eterna de personas que se han conocido mucho. Los juicios del Señor no son comparables a los nuestros. El juzga en su Sabiduría Infinita; y nosotros según nuestra visión humana, a menudo tan limitada. También se me mostró que santos oficialmente canonizados han pasado por el Purgatorio; y tuve la alegría de conocer a otros que fueron derechos al Cielo. Estos son muchos menos que los que van al Purgatorio; y se equivocan verdaderamente, quienes se imaginan que la Misericordia de Dios puede ir unida a una especie de paternalismo sensiblero que para todo encontrase excusas y justificaciones. ¡Oh no, esto no es así! Oración, Oración, Oración… ¡Oh Señor, ilumina mi Alma y guíame en Vuestra Voluntad! ¡Oh María, enséñame a glorificar a la Trinidad Divina!
>> Leer más

EL NUEVO TESTAMENTO (sáb, 22 jul 2017)
Romanos Capítulo 08 8:1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. 8:2 Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. 8:3 Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne; 8:4 para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. 8:5 Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. 8:6 Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. 8:7 Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; 8:8 y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. 8:9 Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. 8:10 Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia. 8:11 Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros. 8:12 Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne; 8:13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis. 8:14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. 8:15 Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! 8:16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. 8:17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. 8:18 Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse. 8:19 Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. 8:20 Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; 8:21 porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. 8:22 Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; 8:23 y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo. 8:24 Porque en esperanza fuimos salvos; pero la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo? 8:25 Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos. 8:26 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. 8:27 Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos. 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. 8:29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 8:30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó. 8:31 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? 8:32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? 8:33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. 8:34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. 8:35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? 8:36 Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo;  Somos contados como ovejas de matadero. 8:37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 8:38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 8:39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.
>> Leer más

LITURGIA DEL SÁBADO 22 JULIO Ciudad Redonda (sáb, 22 jul 2017)
Ciudad Redonda Lecturas de mañana Domingo 16º del Tiempo Ordinario - Ciclo A Enviar por email En PDF Imprimir Mañana, domingo, 23 de julio de 2017 Primera lectura Lectura del libro de la Sabiduría (12,13.16-19):

Fuera de ti, no hay otro dios al cuidado de todo, ante quien tengas que justificar tu sentencia. Tu poder es el principio de la justicia, y tu soberanía universal te hace perdonar a todos. Tú demuestras tu fuerza a los que dudan de tu poder total, y reprimes la audacia de los que no lo conocen. Tú, poderoso soberano, juzgas con moderación y nos gobiernas con gran indulgencia, porque puedes hacer cuanto quieres. Obrando así, enseñaste a tu pueblo que el justo debe ser humano, y diste a tus hijos la dulce esperanza de que, en el pecado, das lugar al arrepentimiento.

Palabra de Dios Salmo Sal 85,5-6.9-10.15-16a

R/. Tú, Señor, eres bueno y clemente

Tú, Señor, eres bueno y clemente, 
rico en misericordia, con los que te invocan. 
Señor, escucha mi oración, 
atiende la voz de mi súplica. R/.

Todos los pueblos vendrán 
a postrarse en tu presencia, Señor; 
bendecirán tu nombre: 
«Grande eres tú, y haces maravillas; 
tú eres el único Dios.» R/. 

Pero tú, Señor, Dios clemente y misericordioso, 
lento a la cólera, rico en piedad y leal, 
mírame, ten compasión de mí. R/. Segunda lectura Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos (8,26-27):

El Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad, porque nosotros no sabemos pedir lo que nos conviene, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos inefables. Y el que escudriña los corazones sabe cuál es el deseo del Espíritu, y que su intercesión por los santos es según Dios.

Palabra de Dios Evangelio de mañana Evangelio según san Mateo (13,24-43), del domingo, 23 de julio de 2017 196 Lectura del santo evangelio según san Mateo (13,24-43):

En aquel tiempo, Jesús propuso otra parábola a la gente: «El reino de los cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero, mientras la gente dormía, su enemigo fue y sembró cizaña en medio del trigo y se marchó. Cuando empezaba a verdear y se formaba la espiga apareció también la cizaña. Entonces fueron los criados a decirle al amo: "Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde sale la cizaña?" Él les dijo: "Un enemigo lo ha hecho." Los criados le preguntaron: "¿Quieres que vayamos a arrancarla?" Pero él les respondió: "No, que, al arrancar la cizaña, podríais arrancar también el trigo. Dejadlos crecer juntos hasta la siega y, cuando llegue la siega, diré a los segadores: Arrancad primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla, y el trigo almacenadlo en mi granero."»
Les propuso esta otra parábola: «El reino de los cielos se parece a un grano de mostaza que uno siembra en su huerta; aunque es la más pequeña de las semillas, cuando crece es más alta que las hortalizas; se hace un arbusto más alto que las hortalizas y vienen los pájaros a anidar en sus ramas.»
Les dijo otra parábola: «El reino de los cielos se parece a la levadura; una mujer la amasa con tres medidas de harina y basta para que todo fermente.»
Jesús expuso todo esto a la gente en parábolas y sin parábolas no les exponía nada. Así se cumplió el oráculo del profeta: «Abriré mi boca diciendo parábolas; anunciaré los secretos desde la fundación del mundo.»
Luego dejó a la gente y se fue a casa. Los discípulos se le acercaron a decirle: «Acláranos la parábola de la cizaña en el campo.» 
Él les contestó: «El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los ciudadanos del reino; la cizaña son los partidarios del maligno; el enemigo que la siembra es el diablo; la cosecha es el fin del tiempo, y los segadores los ángeles. Lo mismo que se arranca la cizaña y se quema, así será el fin del tiempo: el Hijo del Hombre enviará sus ángeles y arrancarán de su reino a todos los corruptos y malvados y los arrojarán al horno encendido; allí será el llanto y el rechinar de dientes. Entonces los justos brillarán como el sol en el reino de su padre. El que tenga oídos, que oiga.»

Palabra del Señor
>> Leer más

El Triunfo de la Inmaculada (sáb, 22 jul 2017)
hispanidad.com  en El triunfo de la Inmaculada triunfo-inmaculada Tras el pecado original, Adán y Eva se odiaron y comenzó la degradación del ser humano Jesús (1-VI-2011): Adán percibió algo raro pues era nuevo ese despertar de los sentidos y Eva le persuadía de que nada malo iba a pasar, que así “serán como dioses”, teniendo el poder en su cuerpo de dar vida y determinarlo a espaldas de Dios. Ambos se odiaron. El uno por persuadir al otro y el otro por haber sido deshonrado por él. La decadencia y degradación en el cuerpo humano, y en las especies, vino progresivamente. Hubo hombres que se degradaron tanto incluso en su físico,  que terminaron parecidos a los monos. Para extinguirse. Todas las citas de El Triunfo de la Inmaculada
>> Leer más

OREMOS HOY: ROSARIO A LAS SANTAS Y GLORIOSAS LLAGAS DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO. CONSAGRACIÓN A LA PRECIOSA SANGRE. (sáb, 22 jul 2017)
Santas Llagas del Señor y la Hna. María Marta Chambon, de la Visitación de Santa María ROSARIO DE LAS SANTAS LLAGAS Por la señal de la Santa Cruz, de nuestro enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del hijo y del Espíritu Santo. Amén. Acto de contrición: 1.- Oh Jesús, Redentor Divino, sed misericordioso con nosotros y con el mundo entero. Amén 2.- Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, tened misericordia de nosotros y del mundo entero. Amén 3.- ¡Perdón! ¡Misericordia, Jesús mío!; durante los presentes peligros cubridnos con vuestra preciosa sangre. Amén 4.- Padre Eterno, tened piedad y misericordia por la Sangre de Jesucristo vuestro Hijo único; tened piedad y misericordia de nosotros, os lo suplicamos. Amén, Amén, Amén. En las cuentas grandes del Rosario: En lugar del Padrenuestro, se reza la jaculatoria: Padre Eterno, yo os ofrezco las Llagas de Nuestro Señor Jesucristo para curar las llagas de nuestras almas. En las cuentas pequeñas del Rosario: En lugar de las 10 Avemarías, se repite 10 veces la jaculatoria: Jesús mío, perdón y misericordia por los méritos de Vuestras Santas Llagas. Al terminar el Rosario se repite tres veces: Padre Eterno, yo os ofrezco las Llagas de Nuestro Señor Jesucristo para sanar las de nuestras almas. Oración a la Virgen Dolorosa Oh Madre afligida, Oh corazón virginal desgarrado, por las llagas de tu hijo, dígnate admitir este pequeño recuerdo de sus sufrimientos en unión con lo que tu misma has padecido. Ofrezco este homenaje a tu hijo Jesús y por tu santa y poderosísima intercesión espero que mis oraciones y suplicas sean escuchadas por Él. Amén. Se recomienda finalizar rezando tres Aves Marías MEDITACIÓN DE CADA UNA DE LAS SANTAS Y GLORIOSAS LLAGAS Se recomiendan en cada uno de los misterios del Rosario. Al estar de rodillas ante Vuestra sagrada imagen, oh Salvador mío, mi conciencia me dice que yo he sido él que os ha clavado en la cruz, con estas mis manos, todas las veces que he cometido un pecado mortal. Dios mío, mi amor y mi todo, digno de toda alabanza y amor, viendo como tantas veces me has colmado de bendiciones, me pongo de rodillas, convencido de que aún puedo reparar mis injurias con que te he ofendido. Al menos te puedo compadecer, puedo darte gracias por todo lo que has hecho por mí. Perdóname, Señor mío. Por eso con el corazón y con los labios digo: A LA LLAGA DEL PIE IZQUIERDO (8) Santísima llaga del pie izquierdo de mi Jesús, os adoro. Me duele, buen Jesús, veros sufrir aquella pena dolorosa. Os doy gracias, oh Jesús de mi alma, porque habéis sufrido tan atroces dolores para detenerme en mi carrera al precipicio, desangrándote a causa de las punzantes espinas de mis pecados. Ofrezco al Eterno Padre, la pena y el amor de vuestra santísima Humanidad para resarcir mis pecados, que detesto con sincera contrición. 8. La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de pereza, omisión, faltas de caridad especialmente con los más pobres. A LA LLAGA DEL PIE DERECHO (9) Santísima llaga del pie derecho de mi Jesús, os adoro. Me duele, buen Jesús, veros sufrir tan dolorosa pena. Os doy gracias, oh Jesús de mi vida, por aquel amor que sufrió tan atroces dolores, derramando sangre para castigar mis deseos pecaminosos y andadas en pos del placer. Ofrezco al Eterno Padre, la pena y el amor de vuestra santísima Humanidad, y le pido la gracia de llorar mis transgresiones y de perseverar en el camino del bien, cumpliendo fidelísimamente los mandamientos de Dios. 9 La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de la envidia, celos, rivalidades y rencores. A LA LLAGA DEL SACRATÍSIMO COSTADO (10) Santísima llaga del Sacratísimo costado de mi Jesús, os adoro. Me duele, Jesús de mi vida, ver como sufristeis tan gran injuria. Os doy gracias, oh buen Jesús, por el amor que me tenéis, al permitir que os abrieran el costado, con una lanzada y así derramar la última gota de sangre, para redimirme. Ofrezco al Eterno Padre esta afrenta y el amor de vuestra santísima Humanidad, para que mi alma pueda encontrar en vuestro Corazón traspasado un seguro refugio. 10 La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de ira, avaricia y lujuria. A LA LLAGA DE LA MANO IZQUIERDA (11) Santísima llaga de la mano izquierda de mi Jesús, os adoro. Me duele, buen Jesús, veros sufrir tan dolorosa pena. Os doy gracias, oh Jesús de mi vida, porque por vuestro amor me habéis librado a mí de sufrir la flagelación y la eterna condenación, que he merecido a causa de mis pecados. Ofrezco al Eterno Padre, la pena y el amor de vuestra santísima Humanidad y le suplico me ayude a hacer buen uso de mis fuerzas y de mi vida, para producir frutos dignos de la gloria y vida eterna y así desarmar la justa ira de Dios. 11 La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de la gula, para que nos liberes de la glotonería, ansiedad y desenfreno al comer y beber, y nos libres sobre todo del alcoholismo. A LA LLAGA DE LA MANO DERECHA (12) Santísima llaga de la mano derecha de mi Jesús, os adoro. Me duele, buen Jesús, veros sufrir tan dolorosa pena. Os doy gracias, oh Jesús de mi vida, por haberme abrumado de beneficios y gracias, y eso a pesar de mi obstinación en el pecado. Ofrezco al Eterno Padre la pena y el amor de vuestra santísima Humanidad y le suplico me ayude para hacer todo para mayor honra y gloria de Dios. 12 La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de mentira, engaño y falsedad, por la ceguera espiritual que nos lleva a la hipocresía y al fraude. A LA LLAGA DEL HOMBRO (13) Oh amabilísimo Jesús, manso cordero de Dios, a pesar de ser yo una criatura miserable y pecadora, te adoro y venero la llaga causada por el peso de tu cruz, que abriendo vuestras carnes desnudó los huesos de vuestro hombro sagrado, de la cual vuestra madre dolorosa tanto se compadeció. 13 La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de murmuración, crítica, calumnia, chisme, difamación y juicios temerarios. A LA LLAGA DE LA CABEZA (14) Señor mío crucificado adoro la llaga de tu santa cabeza por el dolor que en ellas sufriste, y la sangre que derramaste te ruego que me concedas constancia en servirte a ti y los demás. Así sea. 14 La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de soberbia, desconfianza y temores, los cuales siguen penetrando hoy la cabeza de Cristo. Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón y Ama a tu prójimo como a ti mismo. CONSAGRACIÓN A LA PRECIOSA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO (Rezar diariamente meditando) Consciente de mi nada y de tu sublimidad, misericordioso Salvador, me postro a tus pies, y te agradezco por la gracia que has mostrado hacia mí, ingrata creatura. Te agradezco especialmente por liberarme, mediante tu Sangre Preciosa, del poder destructor de Satanás. En presencia de mi querida Madre María, mi Ángel Custodio, mi Santo patrono y de toda la corte celestial, me consagro voluntariamente, con corazón sincero, oh queridísimo Jesús, a tu preciosa Sangre, por la cual has redimido al mundo del pecado, de la muerte y del infierno. Te prometo, con la ayuda de tu gracia y con mi mayor empeño, promover y propagar la devoción a tu Sangre Preciosa, precio de nuestra redención, a fin de que tu Sangre adorable sea honrada y glorificada por todos. De esta manera, deseo reparar por mi deslealtad hacia tu Preciosa Sangre de Amor y compensarte por las muchas profanaciones que los hombres cometen en contra del precioso precio de su salvación.¡Oh, si mis propios pecados, mi frialdad y todos los actos irrespetuosos que he cometido contra ti, oh santa y preciosa sangre, pudieran ser borrados!. He aquí, querido Jesús, que te ofrezco el amor, el honor y la adoración que tu Santísima Madre, tus fieles discípulos y todos los Santos han ofrecido a tu Preciosa Sangre. Te pido que olvides mi falta de fe y frialdad y que perdones a todos los que te ofenden.¡Oh Divino Salvador! Rocíame a mí y a todos los hombres con tu Preciosa Sangre, a fin de que te amemos, oh amor crucificado de ahora en adelante con todo nuestro corazón, y que dignamente honremos el precio de nuestra salvación!. Amén.
>> Leer más

«Eso lo dices porque eres católico». 5 prejuicios a los que se enfrenta quien tiene fe (sáb, 22 jul 2017)
ABRIL 22, 2016 Escrito por Kristina Hjelkrem ¿Alguna vez te ha pasado lo siguiente?: te encuentras en medio de una conversación interesante (política, ciencia, economía, ética, etc.), y al dar tu opinión alguien te responde: «eso lo dices porque eres católico», dando a entender que tu razonamiento no puede ser válido, ya que por ser cristiano, te basas siempre en una suerte de «superstición etérea» que nada tiene que ver con la realidad. Este post va a tratar de 5 de los prejuicios/estereotipos con los que creo, tiene que enfrentarse un católico en la actualidad, e intentará darte algunos consejos de cómo sobrellevar dichas situaciones. 1. «No razonas lo que piensas» Es cierto que en muchos de los temas polémicos de hoy (aborto, eutanasia, relaciones homosexuales, etc.) los valores en los que me baso para tener una opinión no son ajenos a la línea que enseña la Iglesia Católica. Ser cristiano sí implica atender a lo que predica la Iglesia, pero debemos saber y recordar que la misma ha estudiado cada uno de estos temas a la luz de la naturaleza del hombre y de la revelación divina(«Gaudium et Spes», constitución pastoral). Desprestigiar a la Iglesia como fuente sobre temas que se relacionan con la existencia del hombre, es ignorar los grandes aportes que la misma ha hecho a la humanidad a través de sus pensadores y filósofos (Santo Tomás de Aquino, San Agustín, San Juan Pablo II, entre otros). Ante estas situaciones es muy recomendable fijarse en el tono con el cuál los Papas de los últimos tiempos escriben sus encíclicas. Estos hombres son personas que han estudiado mucho, saben muchos idiomas y tienen uno de los trabajos más complicados e influyentes del mundo de hoy, y aun así logran acercarse al lector común de forma sencilla y humilde. La prepotencia siempre es un error a la hora de comunicarse. Lo mejor es respirar hondo, sonreír y explicar por qué la Iglesia Católica aporta gran luz a la vida del hombre. 2. «Juzgas a quienes no piensan como tú» Es frecuente encontrarse con personas que temen que las juzgues porque saben que no llevan una vida que tú «aprobarías». ¡He allí el error! Los cristianos no desaprueban ni condenan a las personas. Es importante cuidarnos al hablar «sentenciando» para que quienes nos escuchen se sientan en el punto de mira porque algún aspecto de su vida que no se parece al nuestro. En palabras del Papa Francisco: «el camino de la Iglesia es el de no condenar a nadie para siempre y difundir la misericordia de Dios a todas las personas que la piden con corazón sincero». En ese sentido, el signo de los cristianos deber ser ese, el de llevar la misericordia de Dios al día a día de quienes le buscan y no saben dónde encontrarlo. Si no puedes evitar que una persona al conocer tu forma de vida se llegue a sentir intimidado o juzgado por ti (aunque no lo hayas querido), pero que dicha situación que pertenece al área de su fuero interno, no te detenga a quererle con un corazón sincero y a acercarte a él con naturalidad. 3. «No escuchas a quienes no piensan como tú» Este prejuicio sería la otra cara de la moneda del el «no razonar lo que se piensa». Es natural pensar que si se cree que en un debate el competidor que tienes al frente lo único que hace es repetir un discurso sin responder a tus réplicas, este no es capaz de escucharte. Como cristianos no debemos tener miedo a escuchar: esto nos permite conocer a la persona que tenemos en frente y comprender de donde vienen las ideas que nos presenta. En un debate sobre Dios y la verdad, lo que predomina (como en cualquier lugar) es que seas instrumento de Dios, no tanto que te den la razón,recuerda que cambiaras al mundo de muchas maneras y no necesariamente con tu opinión (por más correcta que sea). Nuevamente en palabras del Papa Francisco: «Jesús revoluciona y sacude fuertemente aquella mentalidad cerrada por el miedo y recluida en los prejuicios, hay que salir al encuentro y de verdad escuchar a los demás para poder atender a sus necesidades y así hacer permitir a “con su misericordia, abrace y acoja reintegrando y transfigurando el mal en bien, la condena en salvación y la exclusión en anuncio» («El camino de la Iglesia es el de no condenar a nadie para siempre». A. De Juana. Aciprensa. 2015). 4. «Eres aburrido» ©Sarah/Flickr Dependiendo del medio en el que estés, el concepto de «diversión» puede ser uno u otro; de todas formas, no creo que me equivoque en afirmar que hoy en día este concepto se encuentra bastante ligado al descontrol en distintas maneras (alcohol, drogas, etc.). El encontrarse con Cristo cambia la vida en todos sus aspectos; arroja un torrente de luz sobre cada área de la vida del hombre, y entre estas áreas, se encuentra el de la diversión. Nada impide que un cristiano se pueda divertir en una discoteca, o que disfrute del alcohol, Jesús mismo atendió a una boda en Caná y fue el mismo quien convirtió el agua en vino… (¡salud!) pero lo que le distingue es el motivo. ¡Un cristiano debe ser alegre! ¡El giro que acaba de dar tu vida es para ti motivo de inmensa alegría! A la luz de esta verdad cada situación toma su lugar y puedes notar que el «descontrol» o el «exceso» es innecesario. Pásatelo bien, conversa, baila y saca lo mejor de cada situación. Los cristianos tenemos todas las razones para estar siempre muy animados no lo olvides. En el mismo sentido, si no disfrutas tanto de las fiestas, que no te de vergüenza proponer planes nuevos y diferentes con los que te diviertas pero que se salgan del «status quo», te aseguro que a todos nos gusta hacer cosas diferentes: (planes de cocina, una excursión, jugar billar, una clase de baile, etc.) pero a veces solo hace falta que alguien tome la iniciativa. 5. «Deberías ser perfecto» Finalmente (y creo que la más importante). La sociedad suele exigir una coherencia y nivel de «excelencia máxima» de quién «se supone» lleva por bandera las grandes virtudes de la caridad, la paciencia y la bondad. Esperan que, como cristiano que dices ser, sigas a raja tabla cada enseñanza de la Iglesia y que no cuestiones a la misma en ningún sentido. El problema es (y lo sabrás tú mejor que nadie) siempre caes. La confesión es para ti un sacramento al que acudes con frecuencia por que sí: te equivocas, pecas y haces las cosas mal. Lo importante es que tú lo veas primero: no eres perfecto. Es verdad que como cristiano intentas vivir tu vida siendo la mejor versión de ti mismo y te ilusiona poder ser otro Cristo en la tierra, pero en la misma línea también eres polvo, un humano débil que sin Dios no puede hacer nada. No temas el escarnio público cuando te equivoques, ya conoces la típica frase: «santo no es que no se cae, sino el que siempre se levanta», y la mejor forma para que la sociedad pierda este perjuicio es vivir la virtud de la humildad de forma cotidiana. Procura no ponerte como un modelo a seguir, no des pie a que los demás puedan pensar que «te crees» perfecto, y vive la modestia, la moderación y la sencillez y verás cómo serás más libre de arrepentirte y ayudarás a quienes tienes alrededor a verlo con más claridad. En conclusión: sí, el camino es difícil (ya lo sabíamos) –y fuera de que podamos pasarlo mal y de que se nos esté poniendo a prueba la paciencia–, es importante tener en mente que nuestra conversación con esa persona puede ser el momento en el que nuestra forma de vivir lo cuestione sobre su propio rumbo. En definitiva, amar es lo primero. catholic-link.com
>> Leer más

Rezar esta letanía te dará paz por el pasado y por el futuro (sáb, 22 jul 2017)
 Aleteia | Jul 19, 2017 Eugeniusz Kazimirowski / PD Aleja la ansiedad con esta oración Letanía de la confianza De creer que debo ganarme Tu amor,
Libérame, Jesús. Del miedo a no ser digno de amor,
Libérame, Jesús. De la falsa seguridad de que tengo lo que necesito,
Libérame, Jesús. Del miedo a que confiar en Ti me dejará más indigente,
Libérame, Jesús. De toda sospecha respecto a Tus palabras y Tus promesas,
Libérame, Jesús. De las rebeldías contra el depender de Ti como un niño,
Libérame, Jesús. Del rechazo y las resistencias a aceptar Tu voluntad,
Libérame, Jesús. Del ansia por el futuro,
Libérame, Jesús. Del resentimiento o de la excesiva preocupación por el pasado,
Libérame, Jesús. De la constante búsqueda de mí mismo/a en el momento actual,
Libérame, Jesús. De no creer en Tu amor y en Tu presencia.
Libérame, Jesús. Del miedo a que se me pida dar más de lo que tengo,
Libérame, Jesús. De creer que mi vida no tiene significado o valor,
Libérame, Jesús. Del miedo a lo que pide el amor,
Libérame, Jesús. Del desánimo,
Libérame, Jesús. Tú siempre estás conmigo, me sostienes y me amas,
Jesús, confío en Ti. Tu amor es más profundo que mis pecados y mis caídas, y me transforma,
Jesús, confío en Ti. No saber lo que me espera mañana es una invitación a confiar en Ti,
Jesús, confío en Ti. Tú estás conmigo en mi sufrimiento,
Jesús, confío en Ti.  Mi sufrimiento, unido al Tuyo, dará frutos en esta vida y en la próxima,
Jesús, confío en Ti. No me dejarás huérfano, estás presente en Tu Iglesia,
Jesús, confío en Ti.  Tu proyecto es mejor que cualquier otra cosa,
Jesús, confío en Ti. Me escuchas siempre y en Tu bondad me respondes,
Jesús, confío en Ti.  Me das la gracia de aceptar el perdón y de perdonar a los demás,
Jesús, confío en Ti.  Me das la fuerza de lo que necesito para hacer lo que se me pide,
Jesús, confío en Ti.  Mi vida es un don,
Jesús, confío en Ti.  Me enseñarás a tener confianza en Ti,
Jesús, confío en Ti. Eres mi Señor y mi Dios,
Jesús, confío en Ti.  Soy tu predilecto,
Jesús, confío en Ti.  Traducción del original en inglés de Sisters of Life
>> Leer más

SALVEMOS ALMAS. MENSAJE DE AMOR QUE LE COMUNICO EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS. LEELO Y COMPARTELO. (vie, 21 jul 2017)
Mensaje de amor que el Sagrado Corazón de Jesús lanza al mundo para salvarlo.  Mientras el mundo se atomiza y desintegra por el odio de los hombres y de los pueblos, Jesucristo quiere renovarlo y salvarlo por el amor. Quiere que se eleven hacia el cielo llamas de amor que neutralicen las llamas del odio y del egoísmo. A tal efecto, enseñó a Sor M. Consolata Bertrone un Acto de Amor sencillísimo que debía repetir frecuentemente, prometiéndole que cada Acto de Amor salvaría el alma de un pecador y que repararía mil blasfemias. La fórmula de este Acto es: "Jesús, María, Os Amo, Salvad las Almas"  Allí están los tres amores: Jesús, María, las almas que tanto ama Nuestro Señor y no quiere que se pierdan, habiendo por ellas derramado Su Sangre. Le decía Jesús: "Piensa en Mí y en las almas. En Mí, para amarme; en las almas para salvarlas (22 de agosto de 1934). Añadía: la renovación de este Acto debe ser frecuente, incesante: Día por día, hora por hora, minuto por minuto"(21 de mayo de 1936). "Consolata, di a las almas que prefiero un Acto de amor a cualquier otro don que pueda ofrecerme"... " Tengo sed de amor"... (16 de diciembre de 1935). Este Acto señala el camino del cielo. Con él cumplimos con el mandamiento principal de la Ley: Amarás al Señor Dios tuyo con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente"... y a tu prójimo como a ti mismo. Con este continuo Acto de Amor damos a Dios lo más excelente: que es amor a las almas. Con esta Jaculatoria nos podemos comunicar constantemente con Dios. Cada hora, cada minuto, es decir, siempre que lo queremos. Y lo podemos hacer sin esfuerzo, con facilidad. Es una oración perfecta; muy fácil para un sabio como para un ignorante. Tan fácil para un niño como para un anciano; cualquiera que sea puede elevarse a Dios mediante esta forma. Hasta un moribundo puede pronunciarla más con el corazón que con los labios. Esta oración comprende todo: Las almas del Purgatorio, las de la Iglesia militante, las almas inocentes, los pecadores, los moribundos, los paganos, todas las almas. Con ella podemos pedir la conversión de los pecadores, la unión de las Iglesias, por la santificación de los sacerdotes, por las vocaciones del estado sacerdotal y religioso. En un acto subido de amor a Dios y a la Santísima Virgen María y puede decidir la salvación de un moribundo, reparar por mil blasfemias, como ha dicho Jesús a Sor Consolata, etc., etc. "¿Quieres hacer penitencia? ¡Ámame!", dijo Nuestro Señor a Sor Consolata. A propósito, recordemos las palabras de Jesucristo al Fariseo Simón sobre Magdalena penitente: "Le son perdonados muchos pecados, porque ha amado mucho". Un "Jesús, María, os amo, salvad las almas" pronunciado al levantarse, nos hará sonreír durante el día; nos ayudará a cumplir mejor nuestros deberes, en la oficina, en el campo, en la calle, etc. Se pronuncia con facilidad, sin distraerse y con agrado. Un "Jesús, María, os amo, salvad las almas", santifica los sudores, suaviza las penas. Convierte la tristeza en alegría. Sostiene y consuela luchas de la vida. Ayuda en las tentaciones. Hace agradable el trabajo. Convierte en alegría el llanto. Fortalece y consuela en las enfermedades. Y trae las bendiciones sobre los trabajos y sobre las familias. Un "Jesús, María, os amo, salvad las almas". Ayudará a calmar tu indignación, a convertir tu ira en mansedumbre. Sabrás mostrarte benévolo al que te ofende. Volver el bien por el mal. Conduce a efectos nobles; palabras verdaderas, obras grandes y sacrificios heroicos, iluminará tu entendimiento con luces sobrenaturales; estimulará el bien, retraerá el mal. Obtendrá el arrepentimiento al pecador; en el justo avivará la fe y le hará suspirar por la felicidad eterna. Dios merece ser amado por ser nuestro Sumo Bien. Esta Jaculatoria es un dulce cántico para Jesús y María. ¡Cuán dulce es repetirlo frecuentemente! ¡Cuán agradable es avivar el fuego de amor a Dios! Y habiéndolo pronunciado millares de veces durante tu vida, ¡cuán alegre será tu hora de la muerte, y qué gozosa volará tu alma al abrazo de Jesús y María en el cielo! Dijo Jesús a Sor Consolata: "Recuerda que un Acto de amor decide la salvación eterna de un alma y, vale como reparación de mil blasfemias. Sólo en el cielo conocerás su valor y fecundidad para salvar almas".  "No pierdas tiempo, todo Acto de amor es un alma". Cuando tengas tiempo libre y no tengas otra cosa que hacer, toma tu corona del Rosario en tus manos y a cada cuenta repite: "Jesús, María, os amo, salvad las almas"... En cuatro o cinco minutos habrás hecho pasar por tus dedos todas las cuentas y habrás salvado 55 almas de pecadores, habrás reparado por 55.000 blasfemias. Y si esto lo repites varias veces o muchas veces al día podrás salvar centenares y miles y hasta millones de almas... Y esto sin ser misionero entre los paganos, ni predicador... ¡Cuánto consuelo en la hora de la muerte y cuánta gloria tendrás en el cielo! Dice San Agustín: "Quién salva un alma, asegura su propia salvación", y quién salva centenares y millares y hasta millones de almas, con un medio tan fácil y tan sencillo, sin salir de su casa, ¿que premio no tendrá en el cielo? Nuestro Señor le pedía a Sor Consolata que repitiera frecuentemente ese acto de amor hasta ser incesante, es decir, continuamente, porque continuamente van muchas almas al infierno porque no hay quién las salve...Repitamos todo lo que podamos esta Acto de amor: "JESUS, MARIA, OS AMO SALVAD LAS ALMAS", para que sean muchas las almas que arranquemos al infierno para hacerlas felices eternamente en el cielo. Las almas que salvamos con este Acto de Amor, será un día nuestra corona de gloria en el cielo. Cuando uno está ocupado con trabajos manuales, se puede repetir este Acto de Amor con la mente y tiene su mismo valor como lo dijo un día Nuestro Señor Jesucristo a Sor Consolata. Ha habido almas que han salvado varios millones de almas, con este medio tan sencillo... Y nosotros por qué no podríamos hacer lo mismo en lugar de perder un tiempo tan precioso en charlas inútiles; repitamos frecuentemente este Acto de Amor, y así acumularemos tesoros preciosísimos para el Cielo. "JESUS, MARIA, OS AMO, SALVAD LAS ALMAS": -por la Iglesia y por el Papa -por la santificación de los sacerdotes -por las almas del Purgatorio -por los agonizantes -por los que se confiesan sacrílegamente -por los que no asisten a misa los domingos -por los misioneros -por los enfermos -por la conversión de los pecadores -por la mayor santificación de los justos En las dudas, en las tentaciones. En las dificultades de la vida, Por algún intención en particular. Podemos enseñarlo también a nuestros amigos y parientes que lo recen, que lo propaguen. Gran alivio sentirá el moribundo si se le sugiere al morir. Al levantarnos sea nuestro pensamiento. Al acostarnos nuestra última oración. Los que se salvaron están en el cielo por haber amado a Dios. Los grados de gloria en el cielo se miden por la intensidad del amor que las almas practicaron en la vida. Sólo entonces nos daremos cuenta de lo que vale un Acto de Amor y de su fecundidad en salvar almas. Sor Consolata le pidió un día a Jesús: "Jesús enséñame a orar". Y he aquí la Divina respuesta: " ¿No sabes orar?" ¿Hay acaso oración más hermosa y que sea más grata que el Acto de Amor?
>> Leer más

DÉJATE LO QUE ESTÉS HACIENDO Y ORA POR LAS BENDITAS ÁNIMAS DEL PURGATORIO. (vie, 21 jul 2017)
Resultado de imagen de imagenes animas del purgatorio MIENTRAS ESTAMOS LA MAYORÍA EN NUESTRAS CASAS CÓMODOS Y SIN PROBLEMAS, NUESTRAS HERMANAS LAS BENDITAS ÁNIMAS DEL PURGATORIO SUFREN LO INDECIBLE. OREMOS POR ELLAS HERMANOS. Y HAGÁMOSLO ASÍ: Padre eterno, yo te ofrezco la preciosísima Sangre de tu Divino Hijo Jesús, en unión con las misas celebradas hoy día a través del mundo por todas las benditas ánimas del purgatorio. Padrenuestro, AveMaría y Gloria. Repetir cinco veces lo anterior. Para finalizar oremos la Salve
>> Leer más

EL NUEVO TESTAMENTO (vie, 21 jul 2017)
Romanos Capítulo 07 7:1 ¿Acaso ignoráis, hermanos (pues hablo con los que conocen la ley), que la ley se enseñorea del hombre entre tanto que éste vive? 7:2 Porque la mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive; pero si el marido muere, ella queda libre de la ley del marido. 7:3 Así que, si en vida del marido se uniere a otro varón, será llamada adúltera; pero si su marido muriere, es libre de esa ley, de tal manera que si se uniere a otro marido, no será adúltera. 7:4 Así también vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios. 7:5 Porque mientras estábamos en la carne, las pasiones pecaminosas que eran por la ley obraban en nuestros miembros llevando fruto para muerte. 7:6 Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra. 7:7 ¿Qué diremos, pues? ¿La ley es pecado? En ninguna manera. Pero yo no conocí el pecado sino por la ley; porque tampoco conociera la codicia, si la ley no dijera: No codiciarás. 7:8 Mas el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, produjo en mí toda codicia; porque sin la ley el pecado está muerto. 7:9 Y yo sin la ley vivía en un tiempo; pero venido el mandamiento, el pecado revivió y yo morí. 7:10 Y hallé que el mismo mandamiento que era para vida, a mí me resultó para muerte; 7:11 porque el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, me engañó, y por él me mató. 7:12 De manera que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno. 7:13 ¿Luego lo que es bueno, vino a ser muerte para mí? En ninguna manera; sino que el pecado, para mostrarse pecado, produjo en mí la muerte por medio de lo que es bueno, a fin de que por el mandamiento el pecado llegase a ser sobremanera pecaminoso. 7:14 Porque sabemos que la ley es espiritual; mas yo soy carnal, vendido al pecado. 7:15 Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago. 7:16 Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la ley es buena. 7:17 De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que mora en mí. 7:18 Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo. 7:19 Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago. 7:20 Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí. 7:21 Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí. 7:22 Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; 7:23 pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. 7:24 ¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte? 7:25 Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado.
>> Leer más

LITURGIA DEL SÁBADO 22 JULIO (vie, 21 jul 2017)
Ciudad Redonda Lecturas de mañana Santa María Magdalena Enviar por email En PDF Imprimir Mañana, sábado, 22 de julio de 2017 Primera lectura Lectura del libro del Cantar de los Cantares (3,1-4a):

Así dice la esposa: «En mi cama, por la noche, buscaba al amor de mi alma: lo busqué y no lo encontré. Me levanté y recorrí la ciudad por las calles y las plazas, buscando al amor de mi alma; lo busqué y no lo encontré. Me han encontrado los guardias que rondan por la ciudad: "¿Visteis al amor de mi alma?" Pero, apenas los pasé, encontré al amor de mi alma.»

Palabra de Dios Salmo Sal 62,2.3-4.5-6.8-9

R/. Mi alma está sedienta de ti, mi Dios

Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo, 
mi alma está sedienta de ti; 
mi carne tiene ansia de ti, 
como tierra reseca, agostada, sin agua. R/. 

¡Cómo te contemplaba en el santuario 
viendo tu fuerza y tu gloria! 
Tu gracia vale más que la vida, 
te alabarán mis labios. R/. 

Toda mi vida te bendeciré 
y alzaré las manos invocándote. 
Me saciaré como de enjundia y de manteca, 
y mis labios te alabarán jubilosos. R/. 

Porque fuiste mi auxilio, 
y a la sombra de tus alas canto con júbilo; 
mi alma está unida a ti, 
y tu diestra me sostiene. R/. Evangelio de mañana Lectura del santo evangelio según san Juan (20,1.11-18):

El primer día de la semana, María Magdalena fue al sepulcro al amanecer, cuando aún estaba oscuro, y vio la losa quitada del sepulcro. Fuera, junto al sepulcro, estaba María, llorando. Mientras lloraba, se asomó al sepulcro y vio dos ángeles vestidos de blanco, sentados, uno a la cabecera y otro a los pies, donde había estado el cuerpo de Jesús. 
Ellos le preguntan: «Mujer, ¿por qué lloras?» 
Ella les contesta: «Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto.» 
Dicho esto, da media vuelta y ve a Jesús, de pie, pero no sabía que era Jesús. 
Jesús le dice: «Mujer, ¿por qué lloras?, ¿a quién buscas?» 
Ella, tomándolo por el hortelano, le contesta: «Señor, si tú te lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo lo recogeré.» 
Jesús le dice: «¡María!» 
Ella se vuelve y le dice: «¡Rabboni!», que significa: «¡Maestro!» 
Jesús le dice: «Suéltame, que todavía no he subido al Padre. Anda, ve a mis hermanos y diles: "Subo al Padre mío y Padre vuestro, al Dios mío y Dios vuestro."» 
María Magdalena fue y anunció a los discípulos: «He visto al Señor y ha dicho esto.»

Palabra del Señor
>> Leer más

El Triunfo de la Inmaculada (vie, 21 jul 2017)
hispanidad.com  en El triunfo de la Inmaculada triunfo-inmaculada Abundan los hombres podridos por el vicio en sus años jóvenes… que por eso odian a la mujer Jesús (1-VI-2011): Si le enseñas a tu marido que una mujer es sexo, como sexo tratará a todas con las que se encuentre. Piensa, Hija mía, que hoy en día están a pública subasta, vendidas al mejor postor. Los adornos y la hermosura de la mujer para su marido no son de la concupiscencia de la carne, lo son de la belleza del espíritu. ¡Negaos a un juego tal! ¡Asco y podredumbre de hombres añejos, podridos por el vicio en sus años jóvenes! Cómo odian a la mujer por eso. Todas las citas de El Triunfo de la Inmaculada Compartir !
>> Leer más

OREMOS HOY: ROSARIO A LAS SANTAS Y GLORIOSAS LLAGAS DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO. CONSAGRACIÓN A LA PRECIOSA SANGRE. (vie, 21 jul 2017)
Santas Llagas del Señor y la Hna. María Marta Chambon, de la Visitación de Santa María ROSARIO DE LAS SANTAS LLAGAS Por la señal de la Santa Cruz, de nuestro enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del hijo y del Espíritu Santo. Amén. Acto de contrición: 1.- Oh Jesús, Redentor Divino, sed misericordioso con nosotros y con el mundo entero. Amén 2.- Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, tened misericordia de nosotros y del mundo entero. Amén 3.- ¡Perdón! ¡Misericordia, Jesús mío!; durante los presentes peligros cubridnos con vuestra preciosa sangre. Amén 4.- Padre Eterno, tened piedad y misericordia por la Sangre de Jesucristo vuestro Hijo único; tened piedad y misericordia de nosotros, os lo suplicamos. Amén, Amén, Amén. En las cuentas grandes del Rosario: En lugar del Padrenuestro, se reza la jaculatoria: Padre Eterno, yo os ofrezco las Llagas de Nuestro Señor Jesucristo para curar las llagas de nuestras almas. En las cuentas pequeñas del Rosario: En lugar de las 10 Avemarías, se repite 10 veces la jaculatoria: Jesús mío, perdón y misericordia por los méritos de Vuestras Santas Llagas. Al terminar el Rosario se repite tres veces: Padre Eterno, yo os ofrezco las Llagas de Nuestro Señor Jesucristo para sanar las de nuestras almas. Oración a la Virgen Dolorosa Oh Madre afligida, Oh corazón virginal desgarrado, por las llagas de tu hijo, dígnate admitir este pequeño recuerdo de sus sufrimientos en unión con lo que tu misma has padecido. Ofrezco este homenaje a tu hijo Jesús y por tu santa y poderosísima intercesión espero que mis oraciones y suplicas sean escuchadas por Él. Amén. Se recomienda finalizar rezando tres Aves Marías MEDITACIÓN DE CADA UNA DE LAS SANTAS Y GLORIOSAS LLAGAS Se recomiendan en cada uno de los misterios del Rosario. Al estar de rodillas ante Vuestra sagrada imagen, oh Salvador mío, mi conciencia me dice que yo he sido él que os ha clavado en la cruz, con estas mis manos, todas las veces que he cometido un pecado mortal. Dios mío, mi amor y mi todo, digno de toda alabanza y amor, viendo como tantas veces me has colmado de bendiciones, me pongo de rodillas, convencido de que aún puedo reparar mis injurias con que te he ofendido. Al menos te puedo compadecer, puedo darte gracias por todo lo que has hecho por mí. Perdóname, Señor mío. Por eso con el corazón y con los labios digo: A LA LLAGA DEL PIE IZQUIERDO (8) Santísima llaga del pie izquierdo de mi Jesús, os adoro. Me duele, buen Jesús, veros sufrir aquella pena dolorosa. Os doy gracias, oh Jesús de mi alma, porque habéis sufrido tan atroces dolores para detenerme en mi carrera al precipicio, desangrándote a causa de las punzantes espinas de mis pecados. Ofrezco al Eterno Padre, la pena y el amor de vuestra santísima Humanidad para resarcir mis pecados, que detesto con sincera contrición. 8. La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de pereza, omisión, faltas de caridad especialmente con los más pobres. A LA LLAGA DEL PIE DERECHO (9) Santísima llaga del pie derecho de mi Jesús, os adoro. Me duele, buen Jesús, veros sufrir tan dolorosa pena. Os doy gracias, oh Jesús de mi vida, por aquel amor que sufrió tan atroces dolores, derramando sangre para castigar mis deseos pecaminosos y andadas en pos del placer. Ofrezco al Eterno Padre, la pena y el amor de vuestra santísima Humanidad, y le pido la gracia de llorar mis transgresiones y de perseverar en el camino del bien, cumpliendo fidelísimamente los mandamientos de Dios. 9 La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de la envidia, celos, rivalidades y rencores. A LA LLAGA DEL SACRATÍSIMO COSTADO (10) Santísima llaga del Sacratísimo costado de mi Jesús, os adoro. Me duele, Jesús de mi vida, ver como sufristeis tan gran injuria. Os doy gracias, oh buen Jesús, por el amor que me tenéis, al permitir que os abrieran el costado, con una lanzada y así derramar la última gota de sangre, para redimirme. Ofrezco al Eterno Padre esta afrenta y el amor de vuestra santísima Humanidad, para que mi alma pueda encontrar en vuestro Corazón traspasado un seguro refugio. 10 La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de ira, avaricia y lujuria. A LA LLAGA DE LA MANO IZQUIERDA (11) Santísima llaga de la mano izquierda de mi Jesús, os adoro. Me duele, buen Jesús, veros sufrir tan dolorosa pena. Os doy gracias, oh Jesús de mi vida, porque por vuestro amor me habéis librado a mí de sufrir la flagelación y la eterna condenación, que he merecido a causa de mis pecados. Ofrezco al Eterno Padre, la pena y el amor de vuestra santísima Humanidad y le suplico me ayude a hacer buen uso de mis fuerzas y de mi vida, para producir frutos dignos de la gloria y vida eterna y así desarmar la justa ira de Dios. 11 La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de la gula, para que nos liberes de la glotonería, ansiedad y desenfreno al comer y beber, y nos libres sobre todo del alcoholismo. A LA LLAGA DE LA MANO DERECHA (12) Santísima llaga de la mano derecha de mi Jesús, os adoro. Me duele, buen Jesús, veros sufrir tan dolorosa pena. Os doy gracias, oh Jesús de mi vida, por haberme abrumado de beneficios y gracias, y eso a pesar de mi obstinación en el pecado. Ofrezco al Eterno Padre la pena y el amor de vuestra santísima Humanidad y le suplico me ayude para hacer todo para mayor honra y gloria de Dios. 12 La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de mentira, engaño y falsedad, por la ceguera espiritual que nos lleva a la hipocresía y al fraude. A LA LLAGA DEL HOMBRO (13) Oh amabilísimo Jesús, manso cordero de Dios, a pesar de ser yo una criatura miserable y pecadora, te adoro y venero la llaga causada por el peso de tu cruz, que abriendo vuestras carnes desnudó los huesos de vuestro hombro sagrado, de la cual vuestra madre dolorosa tanto se compadeció. 13 La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de murmuración, crítica, calumnia, chisme, difamación y juicios temerarios. A LA LLAGA DE LA CABEZA (14) Señor mío crucificado adoro la llaga de tu santa cabeza por el dolor que en ellas sufriste, y la sangre que derramaste te ruego que me concedas constancia en servirte a ti y los demás. Así sea. 14 La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de soberbia, desconfianza y temores, los cuales siguen penetrando hoy la cabeza de Cristo. Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón y Ama a tu prójimo como a ti mismo. CONSAGRACIÓN A LA PRECIOSA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO (Rezar diariamente meditando) Consciente de mi nada y de tu sublimidad, misericordioso Salvador, me postro a tus pies, y te agradezco por la gracia que has mostrado hacia mí, ingrata creatura. Te agradezco especialmente por liberarme, mediante tu Sangre Preciosa, del poder destructor de Satanás. En presencia de mi querida Madre María, mi Ángel Custodio, mi Santo patrono y de toda la corte celestial, me consagro voluntariamente, con corazón sincero, oh queridísimo Jesús, a tu preciosa Sangre, por la cual has redimido al mundo del pecado, de la muerte y del infierno. Te prometo, con la ayuda de tu gracia y con mi mayor empeño, promover y propagar la devoción a tu Sangre Preciosa, precio de nuestra redención, a fin de que tu Sangre adorable sea honrada y glorificada por todos. De esta manera, deseo reparar por mi deslealtad hacia tu Preciosa Sangre de Amor y compensarte por las muchas profanaciones que los hombres cometen en contra del precioso precio de su salvación.¡Oh, si mis propios pecados, mi frialdad y todos los actos irrespetuosos que he cometido contra ti, oh santa y preciosa sangre, pudieran ser borrados!. He aquí, querido Jesús, que te ofrezco el amor, el honor y la adoración que tu Santísima Madre, tus fieles discípulos y todos los Santos han ofrecido a tu Preciosa Sangre. Te pido que olvides mi falta de fe y frialdad y que perdones a todos los que te ofenden.¡Oh Divino Salvador! Rocíame a mí y a todos los hombres con tu Preciosa Sangre, a fin de que te amemos, oh amor crucificado de ahora en adelante con todo nuestro corazón, y que dignamente honremos el precio de nuestra salvación!. Amén.
>> Leer más

Argentina: 4 ataques contra imágenes de la Virgen María perpetrados en una semana (vie, 21 jul 2017)
Por Bárbara Bustamante BUENOS AIRES, 21 Jul. 17 / 01:28 pm (ACI).- Ante los últimos ataques contra imágenes de la Virgen del Valle en Catamarca, Argentina, el Obispo local, Mons. Luis Urbanc, expresó su preocupación y pidió a los fieles rezar “por todos aquellos que cometieron estos vandalismos”. Nuestra Señora del Valle es una advocación mariana, considerada patrona en muchos lugares de España y Latinoamérica. En Argentina es patrona nacional del turismo, del paracaidismo, del noroeste argentino. También es patrona de la provincia de Catamarca y el 2020 se cumplirán 400 años de su hallazgo en la Gruta de Choya, en esa provincia. Según informa el periódico El Esquiu de Catamarca, cuatro grutas con imágenes de la Virgen del Valle fueron atacadas solo en julio. El 18 de julio, en el barrio 9 de Julio en Catamarca, desconocidos arrojaron una piedra de gran dimensión que atravesó los vidrios y rompió la imagen de la Virgen Morena que cuidaba la plaza barrio. El 19 de julio el P. Esteban Chayle, párroco de la comunidad de Ancasti, notificó sobre la total destrucción de la imagen de la Virgen del Valle ubicada en la gruta del sector de Los Portones. Un grupo de delincuentes habría sobrepasado las rejas que resguardan la imagen, a la que atacaron aparentemente con un elemento contundente como una lanza o una piedra. En su lugar, colocaron una réplica y el P. Chayle realizó un acto de desagravio, donde “con el corazón dolido” pidió “perdón Madre, en nombre de quien te ultrajó, por no saber valorar tu presencia, tu amparo, tu ternura, tu amor de Madre”. Ese mismo día el P. Marcelo Amaya, Párroco de Nuestra Señora de Luján de Chumbicha, informó a través de su cuenta de Facebook, que “han destruido una imagen en la gruta al ingreso de la Cébila”. Esta imagen “fue donada por una persona que sufrió un accidente y que encontró que fue ayudado y aun lo ayuda la presencia de la Madre Morena”, agregó. “Quien agrede a Nuestra Madre, desafía al mismo Dios, quien la eligió para traer al Salvador, Luz para el mundo”, lamentó el P. Amaya, quien pidió para “que el santo temor lleve a reflexionar a quienes lo hicieron y procuren una pronta conversión”. El mismo ataque ocurrió en la gruta de la ruta provincial 41, a la altura del ingreso de la localidad de La Carrera. Sobre los ataques, el Obispo de Catamarca dijo que “vemos con mucha preocupación estas reacciones anónimas de agresión hacia la fe de la gente, sobre todo una falta de respeto a la figura de la Virgen María en su advocación del Valle”. Frente a esto, el Obispo exhortó “a la cordura por parte de aquellos que han provocado estos hechos lamentables, que no sean generadores de violencia”. El Prelado anunció un acto de reparación ante estos ataques contra la Virgen María y pidió a la comunidad católica “rezar por todos aquellos que cometieron estos vandalismos con los que están hiriendo los sentimientos más profundos de los catamarqueños, cuya fe está cimentada en el amor y la profunda devoción a María, quien nos lleva a su Hijo Jesús”. También te puede interesar:  Seguir ACI Prensa  ✔@aciprensa Atacan con explosivo imagen de la Virgen María en España http://bit.ly/2pY2gNz  16:10 - 3 May 2017 Photo published for Atacan con explosivo imagen de la Virgen María en España Atacan con explosivo imagen de la Virgen María en España El pasado 2 de mayo un desconocido atacó con un artefacto explosivo una imagen de la Virgen de los Desamparados en la iglesia del Real Convento de San Francisco en Velez-Málaga, Málaga (España).... aciprensa.com    162162 Retweets    8484 me gusta Información y privacidad de Twitter Ads
>> Leer más

OREMOS TODOS LOS DÍAS AL MENOS UNO DE LOS MISTERIOS DEL SANTO ROSARIO (vie, 21 jul 2017)
LO OFRECEREMOS POR:  - POR COMULGAR EN LA BOCA Y DE RODILLAS. - LA SALVACIÓN DE NUESTRA ALMA. - LAS BENDITAS ÁNIMAS DEL PURGATORIO. - LA CONVERSIÓN Y SALVACIÓN DE TODAS LAS ALMAS. - LA SALVACIÓN DE LOS NIÑOS QUE HAN MUERTO SIN BAUTIZAR. - LA PAZ EN LOS CORAZONES, FAMILIAS Y EN EL MUNDO ENTERO. - LOS CRISTIANOS PERSEGUIDOS. - AQUELLOS QUE TODAVÍA NO HAN CONOCIDO EL AMOR DE DIOS. - TODOS LOS PECADORES EN EL MOMENTO DE SU MUERTE. - LOS ENFERMOS, MARGINADOS, REFUGIADOS E INMIGRANTES, LOS POBRES, LOS DESESPERADOS. - LOS QUE NO TIENEN TRABAJO, NI HOGAR. - TODOS LOS SACERDOTES.
>> Leer más

DÉJATE LO QUE ESTÉS HACIENDO Y ORA POR LAS BENDITAS ÁNIMAS DEL PURGATORIO. (vie, 21 jul 2017)
Resultado de imagen de imagenes animas del purgatorio MIENTRAS ESTAMOS LA MAYORÍA EN NUESTRAS CASAS CÓMODOS Y SIN PROBLEMAS, NUESTRAS HERMANAS LAS BENDITAS ÁNIMAS DEL PURGATORIO SUFREN LO INDECIBLE. OREMOS POR ELLAS HERMANOS. Y HAGÁMOSLO ASÍ: Padre eterno, yo te ofrezco la preciosísima Sangre de tu Divino Hijo Jesús, en unión con las misas celebradas hoy día a través del mundo por todas las benditas ánimas del purgatorio. Padrenuestro, AveMaría y Gloria. Repetir cinco veces lo anterior. Para finalizar oremos la Salve
>> Leer más

EL NUEVO TESTAMENTO (vie, 21 jul 2017)
Romanos Capítulo 06 6:1 ¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? 6:2 En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él? 6:3 ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? 6:4 Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. 6:5 Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección; 6:6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado. 6:7 Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado. 6:8 Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él; 6:9 sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él. 6:10 Porque en cuanto murió, al pecado murió una vez por todas; mas en cuanto vive, para Dios vive. 6:11 Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro. 6:12 No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias; 6:13 ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia. 6:14 Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia. 6:15 ¿Qué, pues? ¿Pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? En ninguna manera. 6:16 ¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia? 6:17 Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados; 6:18 y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia. 6:19 Hablo como humano, por vuestra humana debilidad; que así como para iniquidad presentasteis vuestros miembros para servir a la inmundicia y a la iniquidad, así ahora para santificación presentad vuestros miembros para servir a la justicia. 6:20 Porque cuando erais esclavos del pecado, erais libres acerca de la justicia. 6:21 ¿Pero qué fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte. 6:22 Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna. 6:23 Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.
>> Leer más

LITURGIA DEL VIERNES 21 JULIO (vie, 21 jul 2017)
Ciudad Redonda Lecturas del Viernes de la 15ª semana del Tiempo Ordinario Enviar por email En PDF Imprimir Viernes, 21 de julio de 2017 Primera lectura Lectura del libro del Éxodo (11,10-12.14):

En aquellos días, Moisés y Aarón hicieron muchos prodigios en presencia del Faraón; pero el Señor hizo que el Faraón se empeñara en no dejar marchar a los israelitas de su territorio.
Dijo el Señor a Moisés y a Aarón en tierra de Egipto: «Este mes será para vosotros el principal de los meses; será para vosotros el primer mes del año. Decid a toda la asamblea de Israel: "El diez de este mes cada uno procurará un animal para su familia, uno por casa. Si la familia es demasiado pequeña para comérselo, que se junte con el vecino de casa, hasta completar el número de personas; y cada uno comerá su parte hasta terminarlo. Será un animal sin defecto, macho, de un año, cordero o cabrito. Lo guardaréis hasta el día catorce del mes, y toda la asamblea de Israel lo matará al atardecer. Tomaréis la sangre y rociaréis las dos jambas y el dintel de la casa donde lo hayáis comido. Esa noche comeréis la carne, asada a fuego, comeréis panes sin fermentar y verduras amargas. No comeréis de ella nada crudo ni cocido en agua, sino asado a fuego: con cabeza, patas y entrañas. No dejaréis restos para la mañana siguiente; y, si sobra algo, lo quemaréis. Y lo comeréis así: la cintura ceñida, las sandalias en los pies, un bastón en la mano; y os lo comeréis a toda prisa, porque es la Pascua, el paso del Señor. Esta noche pasaré por todo el país de Egipto, dando muerte a todos sus primogénitos, de hombres y de animales; y haré justicia de todos los dioses de Egipto. Yo soy el Señor. La sangre será vuestra señal en las casas donde estéis; cuando vea la sangre, pasaré de largo; no os tocará la plaga exterminadora, cuando yo pase hiriendo a Egipto. Este día será para vosotros memorable, en él celebraréis la fiesta del Señor, ley perpetua para todas las generaciones."»

Palabra de Dios Salmo Sal 115,12-13.15-16be.17-18 

R/. Alzaré la copa de la salvación, 
invocando el nombre del Señor

Mucho le cuesta al Señor la muerte de sus fieles.
Siervo tuyo soy, hijo de tu esclava: 
rompiste mis cadenas. R/.

Te ofreceré un sacrificio de alabanza, 
invocando tu nombre, Señor. 
Cumpliré al Señor mis votos 
en presencia de todo el pueblo. R/. Evangelio Lectura del santo evangelio según san Mateo (12,1-8):

Un sábado de aquéllos, Jesús atravesaba un sembrado; los discípulos, que tenían hambre, empezaron a arrancar espigas y a comérselas. 
Los fariseos, al verlo, le dijeron: «Mira, tus discípulos están haciendo una cosa que no está permitida en sábado.»
Les replicó: «¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y sus hombres sintieron hambre? Entró en la casa de Dios y comieron de los panes presentados, cosa que no les estaba permitida ni a él ni a sus compañeros, sino sólo a los sacerdotes. ¿Y no habéis leído en la Ley que los sacerdotes pueden violar el sábado en el templo sin incurrir en culpa? Pues os digo que aquí hay uno que es más que el templo. Si comprendierais lo que significa "quiero misericordia y no sacrificio", no condenaríais a los que no tienen culpa. Porque el Hijo del hombre es señor del sábado.»

Palabra del Señor
>> Leer más

El Triunfo de la Inmaculada (vie, 21 jul 2017)
hispanidad.com  en El triunfo de la Inmaculada triunfo-inmaculada El pecado de Eva se ha multiplicado en la mujer actual, ha ido creciendo en iniquidad Jesús (1-VI-2011): El pecado de la mujer actual es mayor. Ha ahondado en la profundidad de aquella caída. El pecado actual tiene en aquella caída sólo el germen. Ha ido creciendo progresivamente en iniquidad. El culmen ahora es que la propia madre se ha convertido en asesina de su hijo en su seno. ¡Qué pérdida más grande de la humanidad, la pérdida de Eva! Sed pulcras, sed cuidadosas. Pensad que el ojo del hombre se ha corrompido por el pecado. Y ya no mira a la mujer con ojos limpios. Imposibles para él. Todo en ella le recuerda lo corrompido que ve por ahí. La procreación debiera ser reflejo de la Trinidad. Pero el demonio fornicó con Eva Jesús (31-V-2011): Llamados a dar vida. A engendrar un tercero. Como reflejo de la Trinidad. Había música en el paraíso. Música de mis ángeles. Y bailes. De Eva con Adán y de ambos conmigo. En esa unión yo participaba. Y Yo engendraba la vida. Pero quisieron excluir a Dios de su acto esponsal. Podían hacerlo (pensaron) como los animales  (lo hacían). A fin de cuentas ellos tenían cuerpo, como los animales. Y el demonio fornicó con Eva. Todas las citas de El Triunfo de la Inmaculada
>> Leer más

OREMOS HOY: ROSARIO A LAS SANTAS Y GLORIOSAS LLAGAS DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO. CONSAGRACIÓN A LA PRECIOSA SANGRE. (vie, 21 jul 2017)
Santas Llagas del Señor y la Hna. María Marta Chambon, de la Visitación de Santa María ROSARIO DE LAS SANTAS LLAGAS Por la señal de la Santa Cruz, de nuestro enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del hijo y del Espíritu Santo. Amén. Acto de contrición: 1.- Oh Jesús, Redentor Divino, sed misericordioso con nosotros y con el mundo entero. Amén 2.- Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, tened misericordia de nosotros y del mundo entero. Amén 3.- ¡Perdón! ¡Misericordia, Jesús mío!; durante los presentes peligros cubridnos con vuestra preciosa sangre. Amén 4.- Padre Eterno, tened piedad y misericordia por la Sangre de Jesucristo vuestro Hijo único; tened piedad y misericordia de nosotros, os lo suplicamos. Amén, Amén, Amén. En las cuentas grandes del Rosario: En lugar del Padrenuestro, se reza la jaculatoria: Padre Eterno, yo os ofrezco las Llagas de Nuestro Señor Jesucristo para curar las llagas de nuestras almas. En las cuentas pequeñas del Rosario: En lugar de las 10 Avemarías, se repite 10 veces la jaculatoria: Jesús mío, perdón y misericordia por los méritos de Vuestras Santas Llagas. Al terminar el Rosario se repite tres veces: Padre Eterno, yo os ofrezco las Llagas de Nuestro Señor Jesucristo para sanar las de nuestras almas. Oración a la Virgen Dolorosa Oh Madre afligida, Oh corazón virginal desgarrado, por las llagas de tu hijo, dígnate admitir este pequeño recuerdo de sus sufrimientos en unión con lo que tu misma has padecido. Ofrezco este homenaje a tu hijo Jesús y por tu santa y poderosísima intercesión espero que mis oraciones y suplicas sean escuchadas por Él. Amén. Se recomienda finalizar rezando tres Aves Marías MEDITACIÓN DE CADA UNA DE LAS SANTAS Y GLORIOSAS LLAGAS Se recomiendan en cada uno de los misterios del Rosario. Al estar de rodillas ante Vuestra sagrada imagen, oh Salvador mío, mi conciencia me dice que yo he sido él que os ha clavado en la cruz, con estas mis manos, todas las veces que he cometido un pecado mortal. Dios mío, mi amor y mi todo, digno de toda alabanza y amor, viendo como tantas veces me has colmado de bendiciones, me pongo de rodillas, convencido de que aún puedo reparar mis injurias con que te he ofendido. Al menos te puedo compadecer, puedo darte gracias por todo lo que has hecho por mí. Perdóname, Señor mío. Por eso con el corazón y con los labios digo: A LA LLAGA DEL PIE IZQUIERDO (8) Santísima llaga del pie izquierdo de mi Jesús, os adoro. Me duele, buen Jesús, veros sufrir aquella pena dolorosa. Os doy gracias, oh Jesús de mi alma, porque habéis sufrido tan atroces dolores para detenerme en mi carrera al precipicio, desangrándote a causa de las punzantes espinas de mis pecados. Ofrezco al Eterno Padre, la pena y el amor de vuestra santísima Humanidad para resarcir mis pecados, que detesto con sincera contrición. 8. La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de pereza, omisión, faltas de caridad especialmente con los más pobres. A LA LLAGA DEL PIE DERECHO (9) Santísima llaga del pie derecho de mi Jesús, os adoro. Me duele, buen Jesús, veros sufrir tan dolorosa pena. Os doy gracias, oh Jesús de mi vida, por aquel amor que sufrió tan atroces dolores, derramando sangre para castigar mis deseos pecaminosos y andadas en pos del placer. Ofrezco al Eterno Padre, la pena y el amor de vuestra santísima Humanidad, y le pido la gracia de llorar mis transgresiones y de perseverar en el camino del bien, cumpliendo fidelísimamente los mandamientos de Dios. 9 La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de la envidia, celos, rivalidades y rencores. A LA LLAGA DEL SACRATÍSIMO COSTADO (10) Santísima llaga del Sacratísimo costado de mi Jesús, os adoro. Me duele, Jesús de mi vida, ver como sufristeis tan gran injuria. Os doy gracias, oh buen Jesús, por el amor que me tenéis, al permitir que os abrieran el costado, con una lanzada y así derramar la última gota de sangre, para redimirme. Ofrezco al Eterno Padre esta afrenta y el amor de vuestra santísima Humanidad, para que mi alma pueda encontrar en vuestro Corazón traspasado un seguro refugio. 10 La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de ira, avaricia y lujuria. A LA LLAGA DE LA MANO IZQUIERDA (11) Santísima llaga de la mano izquierda de mi Jesús, os adoro. Me duele, buen Jesús, veros sufrir tan dolorosa pena. Os doy gracias, oh Jesús de mi vida, porque por vuestro amor me habéis librado a mí de sufrir la flagelación y la eterna condenación, que he merecido a causa de mis pecados. Ofrezco al Eterno Padre, la pena y el amor de vuestra santísima Humanidad y le suplico me ayude a hacer buen uso de mis fuerzas y de mi vida, para producir frutos dignos de la gloria y vida eterna y así desarmar la justa ira de Dios. 11 La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de la gula, para que nos liberes de la glotonería, ansiedad y desenfreno al comer y beber, y nos libres sobre todo del alcoholismo. A LA LLAGA DE LA MANO DERECHA (12) Santísima llaga de la mano derecha de mi Jesús, os adoro. Me duele, buen Jesús, veros sufrir tan dolorosa pena. Os doy gracias, oh Jesús de mi vida, por haberme abrumado de beneficios y gracias, y eso a pesar de mi obstinación en el pecado. Ofrezco al Eterno Padre la pena y el amor de vuestra santísima Humanidad y le suplico me ayude para hacer todo para mayor honra y gloria de Dios. 12 La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de mentira, engaño y falsedad, por la ceguera espiritual que nos lleva a la hipocresía y al fraude. A LA LLAGA DEL HOMBRO (13) Oh amabilísimo Jesús, manso cordero de Dios, a pesar de ser yo una criatura miserable y pecadora, te adoro y venero la llaga causada por el peso de tu cruz, que abriendo vuestras carnes desnudó los huesos de vuestro hombro sagrado, de la cual vuestra madre dolorosa tanto se compadeció. 13 La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de murmuración, crítica, calumnia, chisme, difamación y juicios temerarios. A LA LLAGA DE LA CABEZA (14) Señor mío crucificado adoro la llaga de tu santa cabeza por el dolor que en ellas sufriste, y la sangre que derramaste te ruego que me concedas constancia en servirte a ti y los demás. Así sea. 14 La ofrecemos por la sanación y liberación de los pecados de soberbia, desconfianza y temores, los cuales siguen penetrando hoy la cabeza de Cristo. Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón y Ama a tu prójimo como a ti mismo. CONSAGRACIÓN A LA PRECIOSA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO (Rezar diariamente meditando) Consciente de mi nada y de tu sublimidad, misericordioso Salvador, me postro a tus pies, y te agradezco por la gracia que has mostrado hacia mí, ingrata creatura. Te agradezco especialmente por liberarme, mediante tu Sangre Preciosa, del poder destructor de Satanás. En presencia de mi querida Madre María, mi Ángel Custodio, mi Santo patrono y de toda la corte celestial, me consagro voluntariamente, con corazón sincero, oh queridísimo Jesús, a tu preciosa Sangre, por la cual has redimido al mundo del pecado, de la muerte y del infierno. Te prometo, con la ayuda de tu gracia y con mi mayor empeño, promover y propagar la devoción a tu Sangre Preciosa, precio de nuestra redención, a fin de que tu Sangre adorable sea honrada y glorificada por todos. De esta manera, deseo reparar por mi deslealtad hacia tu Preciosa Sangre de Amor y compensarte por las muchas profanaciones que los hombres cometen en contra del precioso precio de su salvación.¡Oh, si mis propios pecados, mi frialdad y todos los actos irrespetuosos que he cometido contra ti, oh santa y preciosa sangre, pudieran ser borrados!. He aquí, querido Jesús, que te ofrezco el amor, el honor y la adoración que tu Santísima Madre, tus fieles discípulos y todos los Santos han ofrecido a tu Preciosa Sangre. Te pido que olvides mi falta de fe y frialdad y que perdones a todos los que te ofenden.¡Oh Divino Salvador! Rocíame a mí y a todos los hombres con tu Preciosa Sangre, a fin de que te amemos, oh amor crucificado de ahora en adelante con todo nuestro corazón, y que dignamente honremos el precio de nuestra salvación!. Amén.
>> Leer más

VIDEO: Cortan las manos a imagen de Jesús en universidad de Estados Unidos (jue, 20 jul 2017)
DENVER, 20 Jul. 17 / 12:54 pm (ACI).- Desconocidos cortaron las manos de una imagen de Jesús que está ubicada en el campus de Oakland de la Carlow University en Estados Unidos. Según señala el diario Pittsburgh Post-Gazette, un vocero de la universidad, Drew Wilson, explicó que se dieron cuenta del hecho el pasado miércoles 18 de julio. Wilson dijo además que si bien creen que lo ocurrido “no es algo religioso necesariamente”, si “molesta que hayan dañado la imagen. No sé qué se puede hacer ahora, y si averiguamos quien lo hizo, iremos hasta lo último con la ley”. Por su parte Hailey Doyle, una joven lugareña, dijo a Action News que “es irrespetuoso hacer algo contra la religión de alguien, aunque quien lo hizo no crea, no me parece que hagan algo así”. La imagen que está sobre un pedestal era parte de la propiedad de la Iglesia St. Agnes, ubicada junto a la universidad, hasta que el templo fue vendido a la casa de estudios en los años 90. “La iglesia fue construida en 1917 así que creemos que la imagen es de esa fecha”, explicó Wilson. También refirió que la universidad tiene un sistema de video para la seguridad pero aún no ha podido identificar el momento en el que ocurrió el hecho vandálico. Aún no se ha decidido si la imagen será reparada o retirada del lugar. Wilson explica que no se tratado todavía el tema. “Como está ahora, se mantienen la misma posición. Ya no están las manos pero aún se puede ver que es Jesús y sus brazos están levantados como para dar una bendición”, concluyó. También te puede interesar:  Seguir ACI Prensa  ✔@aciprensa Católicos rechazan monumento satánico en parque de veteranos de guerra en EEUU http://bit.ly/2utCDGi  02:36 - 18 Jul 2017 Photo published for Católicos rechazan monumento satánico en parque de veteranos de guerra en EEUU Católicos rechazan monumento satánico en parque de veteranos de guerra en EEUU Ciudadanos católicos de Estados Unidos rechazaron la instalación de un monumento con símbolos satánicos que podría ser colocado en un parque conmemorativo de veteranos de guerra en el estado de... aciprensa.com    4646 Retweets    5656 me gusta Información y privacidad de Twitter Ads
>> Leer más

OREMOS TODOS LOS DÍAS AL MENOS UNO DE LOS MISTERIOS DEL SANTO ROSARIO (mié, 19 jul 2017)
LO OFRECEREMOS POR:  - POR COMULGAR EN LA BOCA Y DE RODILLAS. - LA SALVACIÓN DE NUESTRA ALMA. - LAS BENDITAS ÁNIMAS DEL PURGATORIO. - LA CONVERSIÓN Y SALVACIÓN DE TODAS LAS ALMAS. - LA SALVACIÓN DE LOS NIÑOS QUE HAN MUERTO SIN BAUTIZAR. - LA PAZ EN LOS CORAZONES, FAMILIAS Y EN EL MUNDO ENTERO. - LOS CRISTIANOS PERSEGUIDOS. - AQUELLOS QUE TODAVÍA NO HAN CONOCIDO EL AMOR DE DIOS. - TODOS LOS PECADORES EN EL MOMENTO DE SU MUERTE. - LOS ENFERMOS, MARGINADOS, REFUGIADOS E INMIGRANTES, LOS POBRES, LOS DESESPERADOS. - LOS QUE NO TIENEN TRABAJO, NI HOGAR. - TODOS LOS SACERDOTES.
>> Leer más

DÉJATE LO QUE ESTÉS HACIENDO Y ORA POR LAS BENDITAS ÁNIMAS DEL PURGATORIO. (mié, 19 jul 2017)
Resultado de imagen de imagenes animas del purgatorio MIENTRAS ESTAMOS LA MAYORÍA EN NUESTRAS CASAS CÓMODOS Y SIN PROBLEMAS, NUESTRAS HERMANAS LAS BENDITAS ÁNIMAS DEL PURGATORIO SUFREN LO INDECIBLE. OREMOS POR ELLAS HERMANOS. Y HAGÁMOSLO ASÍ: Padre eterno, yo te ofrezco la preciosísima Sangre de tu Divino Hijo Jesús, en unión con las misas celebradas hoy día a través del mundo por todas las benditas ánimas del purgatorio. Padrenuestro, AveMaría y Gloria. Repetir cinco veces lo anterior. Para finalizar oremos la Salve
>> Leer más